Estilo artístico


Estilo Artístico: Simbolismo

Simbolismo en el Arte de Totom

Antonio García Calvente, Totom, ha sido uno de los pocos pintores madrileños simbolistas del s. XX y XIX.

Su proceso creativo se desarrolla desde una visión individuacionista, basada en la simbología interior y exterior.

A través del arte, trata de crear puentes de encuentro con el espíritu humano que nos conduzcan a un conocimiento más profundo de la realidad, con el fin de desarrollar al máximo nuestras capacidades esenciales.

Simbolismo Esencial

El uso de símbolos nos acerca a las verdades esenciales en las que nos perdemos y divagamos dentro del inconsciente generacional, social o personal.

Los símbolos nos conducen al despertar de nuestra sabiduría, iluminando lo oculto al introducirnos en sentimientos escondidos y no visibles desde el consciente.

Antonio García Calvente, estudiante de Carl Gustav Jung, de alquimia y practicante taoísta, utilizaba los símbolos más puros y antiguos en su arte, obligando al espectador a observar su propia esencia desde una perspectiva mucho más directa y enfocada, eludiendo todo lo superfluo y conectando con la voz callada del alma.

Por esta razón, en sus distintas obras se repetirán las mismas claves y símbolos que serán utilizados igual que llaves, como puentes directos hacia la esencia del ser humano.

tintas zen

El Símbolo del Pez

«En el mar del septentrión vive un pez. Se llama K’un, es inmenso; mide no sé cuántos miles de millas. Este pez se transforma en ave y se llama P,eng. Sus espaldas miden no sé cuántos milesde millas. Raudo es su vuelo.»

Esparcimiento, Capítulo 1, Libro primero (Interioridades) de Chuang Tzu

El pez es uno de los aspectos del Ying Yang. Es el símbolo de la dualidad de todo cuanto existe en el Universo, las fuerzas fundamentales, opuestas y complementarias, que se encuentran en todas las cosas que nacen del cielo y la tierra.

El pez, cuando mira hacia arriba lo ve todo azul, cuando mira hacia abajo lo ve todo azul. Por eso vive justo en el centro, es el centro donde se unen todas las cosas, el corazón.

El Símbolo del Árbol

El árbol es el crecimiento, la expansión. Es la manifestación desde la esencia.

Son nuestras raíces y todos los procesos individuales y colectivos por alcanzar la totalidad.

Son los caminos que generamos, pero también los caminos que nos preceden.

Es el punto central y el eje del mundo, cuyas raíces y ramas nos conectan con la tierra y el cielo, con el origen y el todo.

El Símbolo del Caballo

El caballo es la voluntad en acción, es la fuerza creativa pura y salvaje. También representada como el dragón el cuál determina esta creatividad del espíritu, el caballo es un símbolo mucho más accesible para occidente como la voluntad divina puesta de manifiesto.

Se trata de una fuerza salvaje de la naturaleza, indomable y tantas veces incómoda, que todos tenemos dentro.

Es el poder creador humano y divino, la capacidad de ser, hacer, decir, decretar, manifestar, vivir, experimentar.

El Símbolo del Pegaso

El pegaso es un símbolo alquímico.

Simboliza la transformación espiritual, la elevación. La misma manifestación pura y bruta de la voluntad al servicio de lo sagrado.

Es el humano que utiliza todo su poder creador en una dirección elevada. Une los conceptos de poder, libertad, y creatividad.

Representa la finalización del proceso del desarrollo del alma.

En la alquimia sagrada, es el final de la obra, la conclusión y meta de todo alquimista.

Tao

watercolor tao

Ensō significa círculo en japonés. Aunque es un concepto Zen, tiene su origen en el taoísmo de China.

Simboliza lo eterno, el estado de la mente búdica y despierta, la mente iluminada que en los humanos se manifiesta en el momento en que el cuerpo y el espíritu están al servicio del poder creativo.

Es la vacuidad manifestando a través de la gran fuerza activa.

Es la esencia pura, el silencio del que surge toda manifestación.

El Sol y la Luna

El sol y la luna son dos opuestos dentro de la alquimia filosofal. 

Son el oro y la plata, el día y la noche. Su matrimonio dará como resultado el Oro filosofal. 

Estos dos aspectos también están en nuestra mente, en el consciente e inconsciente, en la luz clara y la noche oscura del alma.

Es el matrimonio místico también simbolizado por la sirena y el centauro, por la ninfa y el sátiro, por la madre y el padre.

Lo femenino

gara0012 large

En el trabajo de Antonio García Calvente, nos encontramos una mirada atenta a lo femenino, como intentando escudriñar cada detalle, profundizar en ello, amoldarse y encontrar la esencia de la mujer. 

La mujer es el aspecto receptivo, que gesta la vida, que alimenta, nutre, es la belleza que da forma, que nutre y calma, que apacigua y aquieta.

La mujer es la montaña, es la tierra, es el agua, es la fuente primogenia.