Pintura abstracta en movimiento

La pintura abstracta en general no intenta mostrar una manifestación física de una realidad tangible, sino un instante, un suspiro, un sentimiento, un movimiento.

La pintura abstracta busca el equilibrio en la no forma, alejándose de la armonía y tranquilidad que genera lo conocido, quiere abrazar una armonía distinta, más emocional y sincera, logrando una tranquilidad en el sentimiento.

Abstracto movimiento dos figuras rosas y azul

Figuras en movimiento

Las primeras figuras en movimiento que pintó Antonio con este estilo tan característico, surgirían en 1996, aunque más adelante fue profundizando en esta línea hasta lograr el trabajo que encontramos en los cuadros de la colección de arte.

En el año 2020 recordemos que Antonio comienza un estudio sobre modelos reales del desnudo humano que no concluyó hasta el final de su vida, y este trabajo, más allá del desnudo artístico, profundizó hacia el movimiento.

Las figuras en movimiento de Antonio García Calvente surgen con modelos reales, en 2021, no con modelos de pintor, sino directamente bocetando con gimnastas en sus entrenamientos. Sesiones de movimientos acrobáticos, entrenamientos de gimnasia donde Antonio pudo encontrar un tipo de sentido diferente a la figura humana, descubriendo el movimiento.

Poco a poco, este estudio del cuerpo humano y del movimiento determinó un estilo de pintura donde las figuras cobran vida en ese movimiento, el cuál acaba siendo el único sentido del cuadro.

Los movimientos abstractos de Antonio García Calvente, son en su mayoría representaciones de figuras humanas en diferentes momentos de la vida.

Son obras expresionistas abstractas que dan forma al movimiento y el cambio.

Cuadros de amantes al óleo

Entre toda la serie de figuras en movimiento, sobresale la colección de Amantes, dibujando diferentes escenas del amor de una pareja, tal cuál una línea de sucesos que se viven en el amor.

Nos encontramos el beso, el abrazo, los regalos, las despedidas, las peleas, el perdón.

Son cuadros que muestran distintos momentos, como un poema o una historia de amor que cada uno deberá contar según sienta y descubra.

Contornos definidos

Como vemos, los contornos toman una definición clara y concreta, llegando al punto en que la figura desaparece y se convierte en una línea, una silueta, un trazo. Los trados que representan las figuras quedan suspendidos en el fondo.

Las lineas tienen una gran definición y son trazos largos y gruesos con un color mucho más intenso y marcado que el fondo.

Claramente, da a entender que lo importante es el movimiento, el giro, la sensación.

Fondos y texturas en los cuadros

La textura del fondo de las figuras en movimiento, determina la energía que conmueve el movimiento. No son colores ni formas al azar, son elementos claves para comprender y acojer lo que se está generando.

Todos los fondos de estas pinturas están en perfecta armonía con la representación que se busca.

Pintura figuras en movimiento
Pintura figuras en movimiento

Movimiento y taoísmo

Una de las claves del taoísmo es El libro de los cambios, el I Ching. En la tradición taoísta, la mirada no se apoya en la forma concreta, ni en el momento actual, sino en el movimiento, el momento que vivimos es resultado de ayer y nos dirige hacia mañana. Hoy no existe sin comprender que todo fluye y cambia, todo está en constante movimiento.

Todo cuanto somos es movimiento.

El taoísta no mira hacia el momento presente, pues es efimero, como todo, se apoya en el horizonte, observando los cambios constantes y fluyendo con ellos.

La teoría del arte de la estética taoísta es completa y lleva un recorrido mucho más largo de lo aparente. El artista que se inicia en este camino comienza abandonado el intento de ser el mismo y empieza a intentar ser aquello que retrata y crea.

Carrito de compra
Scroll al inicio